Esperanza Marin Spa

Un masaje erótico es una experiencia única de sensualidad y relajación, pero también puede ser una forma de conectar con tu pareja y explorar nuevas sensaciones. Aquí te presentamos algunas técnicas y consejos para disfrutar al máximo de un masaje erótico:

Ambiente adecuado: Crea un ambiente relajante y romántico antes de comenzar el masaje. Apaga las luces principales y enciende algunas velas aromáticas para crear una atmósfera íntima. Pon música suave de fondo para ayudar a relajarse y evita cualquier distracción, como teléfonos o televisores.

Aceites y lociones: Utiliza aceites o lociones de masaje con aroma agradables que ayuden a relajar los músculos y a despertar los sentidos. Puedes probar con aceites esenciales, como el de lavanda o sándalo, que son conocidos por sus propiedades afrodisíacas.

Técnicas de masaje: Aprende algunas técnicas básicas de masaje, como los movimientos de amasamiento, fricción, golpeteo y percusión. Puedes comenzar con movimientos suaves y lentos para relajar el cuerpo y luego aumentar la presión y la velocidad de los movimientos.

Exploración corporal: El masaje erótico no se trata solo de los genitales, sino de todo el cuerpo. Tómate tu tiempo para explorar y masajear cada parte del cuerpo de tu pareja, prestando atención especial a las zonas erógenas, como el cuello, los pezones, el abdomen y los muslos internos.

Comunicación: La comunicación es clave durante el masaje erótico. Pregunta a tu pareja si hay alguna zona que le gustaría que masajes o si hay alguna presión o movimiento que prefiera. También anima a tu pareja a que te dé retroalimentación durante el masaje para asegurarte de que está disfrutando.

Experimentación: No tengas miedo de experimentar con diferentes técnicas y movimientos durante el masaje erótico. Puedes probar movimientos más sensuales, como masajes con plumas o utilizando tu aliento, para despertar aún más los sentidos de tu pareja.

Juegos previos: El masaje erótico puede ser parte de los juegos previos antes del sexo. Puedes utilizar el masaje para excitar a tu pareja y crear una tensión sexual antes de pasar a la siguiente fase. Asegúrate de preguntar a tu pareja si está cómoda con la idea y respeta sus límites en todo momento.

En conclusión, un masaje erótico es una forma íntima y sensual de conectar con tu pareja y disfrutar juntos de nuevas experiencias. Sigue estas técnicas y consejos para sacar el máximo provecho de esta experiencia y recuerda siempre respetar los deseos y límites de tu pareja.

 

Esperanza Marín

RESERVAR