Esperanza Marin Spa

Se define como sexo al conjunto de actividades y comportamientos relacionados con el placer sexual humano. Muchas personas creen que el sexo ocurre solo cuando el pene se introduce en la vagina, sin embargo, esto no es así, pues existen diferentes formas de practicar el sexo, como el sexo vaginal, el sexo oral, el sexo anal y aún el contacto de los dedos o las manos con los genitales se considera una forma de sexo. También lo es frotar el cuerpo contra la otra persona usualmente con ropa o mediante la frotación de los genitales.

Las relaciones sexuales con penetración son apenas una parte del sexo, pero no es el único tipo de sexo que existe y es importante reconocer otros.

Lo más tradicional es el SEXO VAGINAL, que es cuando el pene se introduce dentro de la vagina.

El SEXO ORAL es otro tipo de actividad sexual en dónde la boca entra en contacto con los genitales de la otra persona para estimularlos. A esta actividad se le da varios nombres, tales como “Bajarle”, “comérsela”, “mamarla” o “chuparla”.

Existen básicamente tres maneras de practicar sexo oral y son las siguientes:

La Felación. Consiste en la estimulación del pene con la boca y todas sus partes cercanas, desde el glande y el tronco del pene, pasando por los testículos y el pubis. Suele acompañarse generalmente también con estimulación manual.

El Cunnilingus. Según la Real Academia Española, el cunnilingus en una Práctica sexual que consiste en estimular con la lengua o la boca los genitales femeninos.

El anilingus, también llamado beso negro, consiste en utilizar la lengua y la boca para estimular los bordes del ano de la pareja. Es posible también introducir la lengua dentro del ano. Esta práctica es quizá la menos conocida y practicada de las tres, pero resulta increíblemente placentera debido a todas las terminaciones nerviosas con las que cuenta esa zona del cuerpo.

El SEXO ANAL es cuando hay introducción del pene en el trasero o el ano.

También se puede proporcionar placer con la mano, en este caso estamos hablando de una “HANDJOB”, que se traduce en español al contacto y uso de los dedos y las manos con los genitales de la pareja. En la jerga popular se habla de “meter la mano”, que representa las relaciones sexuales consistentes fundamentalmente en caricias íntimas, sin ningún tipo de penetración, ni vaginal ni anal. También es frecuente el uso de la palabra petting, procedente del verbo to pet, que tiene un significado mucho más amplio que el sexual y alude al hecho de caricias, besos y roces con ropa interior.

En el llamado “trabajo manual”, es decir con las manos, se identifican varias formas de hacerlo, desde tomarse las manos, darse besos y abrazarse, hasta caricias sexuales por encima de las prendas de vestir, e incluye desde meter la mano bajo la ropa, hasta estar totalmente desnudos y practicar sexo oral o masturbación mutua.

Existe otro término denominado FINGERING o el juego de los dedos. Esta práctica sexual consiste en estimular los genitales usando solo los dedos, con suaves caricias, masajes o estimulación manual. Con los dedos se puede alcanzar a lugares inimaginados y donde se pueda y quiera llegar. Se logra, por ejemplo, acariciar o penetrar el clítoris, la vagina, el ano o la boca. Significa dar placer con los dedos, jugar con ellos e introducirlos donde más nos guste.

FOOTJOB, con esta práctica se trata de dar placer a la pareja con el pie. Masturbar con el pie o acariciar con él los genitales de la pareja.

Los juguetes sexuales producen una estimulación adicional que generan esos objetos íntimos y que puede llevar a tener experiencias muy placenteras. Desde vibradores de todo tipo hasta anillos y mangas (que es extensor del pene, que sirve para la ampliación y crecimiento de este, hecho de silicona y reutilizable).  Los objetos sexuales tienen distintas formas y tamaños y están diseñados únicamente para generar placer.

Es fácil pensar que el sexo es una actividad física, pero no hace falta que dos personas estén en la misma habitación o incluso en la misma ciudad para tener relaciones sexuales. Se puede también tener sexo ya sea con un poco de estimulación erótica auditiva, una videollamada o tan solo con algunos mensajes de texto subidos de tono.

Este tipo de práctica se llama SEXTING, pues se trata de compartir contenidos eróticos y sexuales a través de los diferentes medios electrónicos como teléfonos, chats, mensajes de texto, redes sociales, etc.

El CUNNILINGUS es la práctica del sexo oral que consiste en lamer, morder, chupar y frotar, con diferentes grados de intensidad, con la lengua, la boca, los labios y/o los dientes el clítoris, la vulva y la vagina, con la finalidad de proporcionar placer a la mujer.

El ANILINGUS es una de las prácticas sexuales más placenteras que existen. El beso negro, también llamado anilingus, consiste en usar la lengua y la boca para estimular el ano de la pareja. Se llama beso negro (o rimming en inglés), porque se centra en estimular los bordes del ano. Eso no quiere decir que los bordes sean lo único que se estimula, pues el beso negro puede implicar la penetración de la lengua en el ano, lamerlo dando vueltas alrededor de la zona, o lamer y besar el resto del trasero. La abertura anal está repleta de terminaciones nerviosas, por lo que cuando se lame o se besa esa área, el placer que se puede sentir es intenso.

Existe una práctica poco mencionada, pero con gran aceptación entre las parejas debido a su elevada carga erótica. Se trata del FISTING o FIST-FUCKING, una conducta sexual que consiste en la introducción de la mano o parte del brazo en el ano/recto o en la vagina.

Juan Guillermo Londoño Berrío.

RESERVAR