Esperanza Marin Spa

Los elementos para aumentar el placer y el erotismo sexual existen desde tiempos remotos. Hay registros que indican que en las sociedades más antiguas los hombres y las mujeres se las ingeniaban para fabricar objetos destinados a intensificar el goce y el placer.

Algunos juguetes sexuales vienen utilizándose desde hace miles de años, como es el caso de los consoladores, también conocidos como dildos o vibradores.

Los juguetes sexuales -también llamados juguetes para adultos- son objetos que la gente usa para tener más placer durante el sexo o la masturbación.

Hay muchos tipos diferentes de juguetes sexuales, y las personas los usan por diferentes razones.

Usar juguetes sexuales es completamente normal, pero también es normal no usarlos. Es una decisión personal y todas las personas son diferentes.

Para algunos, usar juguetes sexuales es la manera más fácil, y a veces la única, de llegar a un orgasmo.

Los juguetes sexuales han evolucionado en los últimos años a la par con la tecnología, tanto es así, que ya es muy fácil conseguirlos no solamente en tiendas especializadas, sino también en supermercados y almacenes de cadena.

Diversos estudios han demostrado que este tipo de elementos tienen grandes beneficios para la salud sexual, como el aumento de la lívido y el deseo y la reducción del estrés sexual.

Como son elementos destinados para los adultos con el fin de aumentar el placer, vienen en diferentes materiales, tamaños, colores y diseños, entre los que podemos encontrar:

Los Vibradores o masajeadores sexuales, que son objetos que vibran y que se mueven continuamente para estimular los genitales. Es muy común que las mujeres usen vibradores para estimular su clítoris y otras partes de su vulva y vagina. Los vibradores también sirven para estimular el pene, el escroto y los testículos de los hombres. Asimismo, se pueden usar en los pezones y el ano. Hay vibradores de muchas formas y tamaños, unos funcionan con pilas, otros son recargables, algunos con varias funciones de vibración diferentes, también lo hay a control remoto y algunos son sumergibles.

Los Dildos o consoladores son objetos que se introducen en la vagina, el ano o la boca. Hay dildos de muchas formas y tamaños, pero normalmente tienen una forma parecida a un pene. Algunos parecen un pene de verdad y otros tienen una forma diferente. También pueden tener una forma un poco curva para ayudar a estimular el punto G. Los dildos están hechos de muchos materiales como silicona, plástico, metal y algunos son de vidrio y son resistentes a los golpes.

Existen consoladores de dos extremos, que consiste es un consolador largo, generalmente flexible con ambos extremos, diseñados para la penetración mutua entre dos personas y es muy común durante el sexo entre lesbianas.

Los juguetes anales, que son juguetes sexuales hechos específicamente para estimular o introducir en el ano. Los juguetes anales incluyen tapones anales, cuentas o bolas anales, masajeadores de próstata y dildos con base ancha. Para usarlos de manera segura es necesario usar un lubricante.

Las Mangas, también llamadas mangas de masturbación, mangas para el pene, o masajeadores, que son unos tubos suaves donde se introduce el pene. Hay mangas de muchas formas y tamaños y tienen diferentes texturas adentro para dar más sensación. Algunas incluso vibran y succionan. También hay masajeadores que están diseñados especialmente para un clítoris más grande o para un pene más pequeño.

Los anillos para el pene son una especie de argollas que se ponen alrededor del escroto o el pene, estos hacen que la circulación de la sangre sea más lenta cuando el pene está erecto, lo que ayuda a que se tenga una mayor sensación, o que el pene se ponga más duro y que la erección dure más tiempo. Los anillos para el pene están hechos de materiales suaves y flexibles como silicona, plástico o cuero, vienen con broches y son fáciles de quitar. Algunos anillos para el pene tienen vibradores pequeños para estimular a la pareja.

Las Bombas, también llamadas bombas para el pene, bombas de vacío o bombas de vacío para la erección, son unos aparatos similares a una aspiradora que tienen una bomba que funciona manualmente o con baterías y sirven para succionar el pene, el clítoris, la vulva o los pezones. Las bombas hacen que la sangre llegue a esa parte del cuerpo y esto ayuda a aumentar la sensación y la sensibilidad. A algunas personas también les gusta cómo se siente la sensación de succión.

Las bolas chinas o esferas vaginales son un adminículo que se introduce en la vagina y está formado por dos bolas unidas entre sí con un cordón que facilita su salida de la vagina. Además, cada una de las dos bolas lleva dentro otra bola más pequeña suelta, que se mueve en su interior generando vibración o movimiento, produciendo sensaciones muy eróticas y placenteras. Las bolas chinas se usan en múltiples ocasiones antes de realizar el acto sexual, durante los juegos sexuales o fantasías al ser uno de los más famosos juguetes sexuales.

Los arneses son un tipo de artículo muy populares en el mercado de los juguetes sexuales. Su función de penetración es la misma que cualquier consolador, con la diferencia que estos pueden atarse al cuerpo y usarse de la misma manera que un pene real. Son tremendamente populares entre las lesbianas por razones obvias, pero también se usan entre parejas heterosexuales para dar a sus relaciones un estímulo especial y nuevo.

La funda para el pene es un dispositivo cilíndrico que se coloca en el eje del pene, con la intención de aumentar el tamaño del órgano y el estímulo que recibe la persona que está siendo penetrada. Algunos modelos incluyen topes que sirven para aumentar el placer sexual.

En conclusión, los juguetes sexuales son una forma de tener nuevas y mejores experiencias sexuales. Hay uno para cada tipo de persona y su uso no afecta la integridad física de quién lo usa.

 

Juan Guillermo Londoño Berrío

RESERVAR