Esperanza Marin Spa

La desnudez o el desnudo es el estado de no estar vestido. A veces se refiere al hecho de llevar poca ropa o estar semidesnudo, o llevar menos ropa de lo que las convenciones o reglas de una cierta cultura o situación ha establecido, como al estado de exposición de piel o partes íntimas.

El significado de desnudez se refiere a la ausencia completa o parcial de ropa que cubra el cuerpo o ciertas partes de él, pues la palabra desnudo indica que el cuerpo no está cubierto de prendas.

Un estado de total desnudez es la ausencia de ropas que tapen las partes más íntimas del cuerpo, en cambio el desnudo parcial o semidesnudo es aquel que muestra algunas partes del mismo.

La palabra desnudez tiene el significado de «cualidad de estar sin ropa» y viene del sufijo “ez” (cualidad) sobre la palabra «desnudo» y este del latín desnudare = “quitarse la ropa”.

El desnudo en nuestra época está íntimamente vinculado al erotismo, el cual se expresa a través del cine, la fotografía, la televisión y el video.

El desnudo estratégico es el que se denomina en inglés como strategic nude scene, o escena de desnudo estratégico, que se refiere a aquellos desnudos integrales en poses artísticas donde no hay exhibición de partes íntimas, por lo que el estado de desnudez se mantiene en el ámbito de lo sugerido. Es muy utilizado como recurso de sensualidad en medios abiertos como una forma de erotismo apto para todo público, es decir, que puede exhibirse sin censuras.

El tema del desnudo está impregnado de una serie de condicionamientos culturales, con connotaciones diferentes, dependiendo del entorno y de la cultura. Hay países donde el desnudo es un tabú y está muy mal considerado desnudarse, ya no sólo frente a otras personas sino incluso en solitario. Por otra parte, hay tribus indígenas en las que la gente se muestra completamente desnuda o con atuendos muy escasos todo el tiempo.

En muchas sociedades, se da por sentado un fuerte vínculo entre la desnudez y la sexualidad. El vínculo entre el cuerpo desnudo y una respuesta sexual se refleja en la prohibición legal de la exposición indecente del cuerpo en la mayoría de las sociedades.

La sexualidad y la desnudez, con la observación completa o parcial de los órganos sexuales, son dos mundos que casi siempre se tocan. Es uno de los factores clave, pues nos sentimos enormemente atraídos por el erotismo y existe una identificación clara del cuerpo desnudo con el sexo.

En una sociedad como la nuestra, que rinde culto a la imagen y al cuerpo, no es extraño que el desnudo genere tanta curiosidad. Pero no siempre nos hemos sentido atraídos como sociedad por la desnudez, pues durante muchos siglos el cuerpo desnudo no llamaba la atención y no resultaba atractivo socialmente.

La desnudez no ha tenido a lo largo de la historia el mismo valor. Ni mucho menos. En la edad media dejar a alguien sin ropa y obligarlo a pasear en la calle era proceder a una dura humillación y se asociaba con el castigo. Ahora, al contrario, nos atrae y si ahora el cuerpo desnudo genera morbo, es porque durante muchos siglos, y aún en la actualidad en muchas culturas y creencias, la desnudez era una prohibición.

Frente al tabú, en el otro extremo, emerge la fantasía, la exhibición de la desnudez. Es una espiral, pues el cuerpo desnudo nos atrae sexualmente, y entonces aparece la fantasía, como la de poder ver a la gente de nuestro alrededor desnuda o el poder desnudar a alguien sólo con la mirada.

La desnudez está hoy en día al alcance de todos en las pantallas de celular, computadores, cine y televisión y ya no es necesario buscarla de forma clandestina, como sucedía hace medio siglo atrás.

Sin embargo, las redes sociales restringen la exhibición de desnudos o actividad sexual específica. Facebook, por ejemplo, no permite que se publiquen contenidos en dónde se muestren los genitales o las nalgas en su totalidad y de una forma directa. También restringe imágenes donde se muestren los senos femeninos con el pezón visible.

La plataforma de suscripción OnlyFans, que cuenta actualmente con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo, prohibió que los creadores publiquen contenido sexualmente explícito, aunque las imágenes y vídeos de desnudos siguen estando permitidas.

Por su parte, Twitter y YouTube tienen normas para controlar, en diferentes niveles, los contenidos sexuales y de desnudos. Estas plataformas tienen prohibidos por regla general esta clase de contenidos, Sin embargo, Twitter permite imágenes de desnudos y actividad sexual en su plataforma, pero tiene una política relativa a la desnudez no consensuada. De acuerdo con esta política, no se pueden publicar ni compartir fotos o videos íntimos de una persona que se hayan tomado, que parezcan haber sido tomados o que se compartieron sin el consentimiento de esa persona.

YouTube tiene una política sobre imágenes de desnudos y contenido sexual en la que prohíbe “todo contenido explícito cuyo propósito sea brindar placer de carácter sexual”.

En Instagram No se permiten publicar contenidos, ni fotos, ni videos, ni contenido digital de desnudos eso incluye fotos de nalgas y de pezones femeninos. En caso de que se incumplan las normas, es posible que se elimine el contenido, se inhabilite tu cuenta o se apliquen otras restricciones.

Existe otra modalidad de desnudez, la llamada desnudez forzada, que es considerada una forma de violencia sexual, que comprende obligar a una persona a desnudarse, quitarse su ropa exponiendo su cuerpo desnudo ante otras personas, afectando su privacidad y su sexualidad.

 

Juan Guillermo Londoño Berrío

RESERVAR